Como pintar llantas de coche con vinilo líquido

¿Eres aficionado a tener tu coche a la última tanto por fuera como por dentro?

Pues seguro que estarás atento a todas las tendencias para que el look de tu automóvil esté tan rejuvenecido y estéticamente inmaculado que allá por donde lo conduzcas seas la envidia de todos.

La última aplicación/producto que ha causado bastante furor durante los últimos meses te permitirá, por un lado, ahorrarle unos cuantos eurillos a tu bolsillo, y, por otro, lucir unas llantas como si de nueva fabricación se tratasen. Hablamos del vinilo líquido, o lo que es lo mismo, un spray que se aplica sobre las llantas de tu coche y que en unos pocos instantes te permite modificar el color o el brillo de tus llantas sin apenas conocimientos de mecánica y sin ser un “manitas” del hogar.

Pintar las llantas del coche con vinilo líquido en spray

“Tunear” las llantas de tu coche nunca antes había sido tan fácil y económico, además, lo podrás hacer tú mismo y sin ningún tipo de peligro. Únicamente deberás echar un par de capas del spray de este vinilo líquido y ya tendrás tu llanta modificada a la última tendencia.

¿Y si te equivocas? No pasa nada, el resultado es una pintura plástica muy fácil de retirar ante cualquier desperfecto o cualquier ralladura. De esta forma, con dicho spray, siempre podrás tener a tu alcance la posibilidad de tener tus llantas inmaculadas y brillantes.

Y es que, ¿nunca te has atrevido a modificarlas en un taller por miedo a su elevado precio y, sobre todo, por las futuras ralladuras o demás imperfectos que sufrirás en la conducción? Pues con un precio que ronda los 30€ dudo que tengas que pensártelo dos veces para tener las llantas como siempre has querido, ¿verdad?
Y lo que es mejor, ¡en apenas unas horas!

¿Cómo se aplica el vinilo líquido?

Te preguntarás, ¿cómo se aplica el vinilo líquido?
Muy fácil. En un cuarto de hora o veinte minutos como máximo por rueda ya lo tendrás listo. Primero tendrás que decidir si aplicar el spray con las ruedas montadas o bien, desmontarlas del vehículo. De esta segunda forma se consigue un acabado más profesional y perfecto, pero también es cierto que necesitas más tiempo y más conocimientos de mecánica.

Elijas la opción que elijas, lo primero que debes hacer es rociar con alcohol y un trapo limpio la superficie de las llantas para tener una limpieza absoluta antes de aplicar el spray. Dejamos que se seque unos minutos y, recordad, esto es un juego de capas. Empezamos con la primera capa (siempre haciéndolo a unos 20 centímetros de la llanta) y dejamos reposar unos quince minutos por llanta. Así, con las cuatro de tu coche (o con las que quieras aplicarlo) y durante un total de 3, 4 o, incluso, 5 capas.

Proteger el neumático antes de aplicar vinilo líquido

Algo muy importante a la hora de ponerte a modificar tus llantas con este spray es proteger el neumático y los discos de freno de cada una de las ruedas. Un truco muy recomendable para no pintarlos sin querer (por mucha práctica que tengas, siempre acabarás manchando algo sin querer) es cubrirlos con plástico o con cinta de carrocero antes de ponerte a aplicar el spray.
Elijas la opción que elijas, lo primero que debes hacer es rociar con alcohol y un trapo limpio la superficie de las llantas para tener una limpieza absoluta antes de aplicar el spray. Dejamos que se seque unos minutos y, recordad, esto es un juego de capas. Empezamos con la primera capa (siempre haciéndolo a unos 20 centímetros de la llanta) y dejamos reposar unos quince minutos por llanta. Así, con las cuatro de tu coche (o con las que quieras aplicarlo) y durante un total de 3, 4 o, incluso, 5 capas.

Ahora que ya sabes cómo utilizar el vinilo líquido, hay que decirte que es un producto con muchísimas otras ventajas más allá del ahorro y de la rapidez de la modificación del coche. Además, te permite también arreglar cualquier otra parte de tu vehículo pudiéndole cambiar el color o el brillo. Esto puede rejuvenecer tu coche de una forma inimaginable.
Créetelo.

Gran variedad de colores y acabados con vinilo líquido

Por último, debes conocer que hay una gran cantidad y variedad de colores que puedes elegir con el vinilo líquido para modificar las llantas de tu vehículo. Desde los colores más habituales y discretos, hasta las tonalidades más “chillonas” como los colores fluorescentes (o fluor) más llamativos. Además, también podrás encontrarte con spray de colores metalizados, colores camaleón, colores perlados, colores cromados, colores Candy, de pintura acrílica, pintura anticalorica, abrillantadores, etc. En otras palabras, tu paleta de posibilidades es casi infinita. Lo único que debe preocuparte es elegir un estilo que combine a la perfección con la carrocería de tu coche y, arreglado.

Como sabes que no es un producto permanente y encima es económico, puedes ir cambiando a tu antojo los colores de tus llantas siempre que quieras.